24 julio 2006

Entrevista al Sr. Bosch

Hoy, día 24 de julio de 2006, La Opinión de Tenerife publica una entrevista al Sr. Bosch Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de España, la institución que administra los altos grados de la Gran Logia Simbólica Española. El artículo puede verse en las páginas del periódico (www.laopinion.es) o en www.masoneria.org.es/prensa.htm. Al leerlo, no he tenido más remedio que llegar a la conclusión de que la Masonería, tal como yo la entiendo, no tiene nada que ver con lo que plantea este señor. Dicho sea con todo respeto.

El Sr. Bosch, grado 33, dice que el principio masónico de no proselitismo es obsoleto, que la Masonería debe "evolucionar hacia la izquierda", que la Masonería que él entiende es "latina, revolucionaria, liberal (sic) y radical socialista", que están haciendo planes con TVE para grabar una exaltación al grado 33, que la "regularidad masónica es una memez (sic)". Dice que la filosofía masónica debe ser avanzar hacia la izquierda, la igualdad de sexos y de enseñanza y que lo demás son actos privados de la institución.

Se habla, a veces, de lo beneficiosa que sería la unión de todas las Obediencias Masónicas. Pero es que la Masonería tal como muchos de nosotros la entendemos no tiene nada que ver con lo que plantea este Sr. Muchos estamos convencidos de que precisamente el no proselitismo y la reserva son esenciales a la Masonería, de que la filosofía masónica se vive en su interior, de que la regularidad masónica es fundamental y de que la Masonería no debe ser de izquierdas ni de derechas.

Desde mi punto de vista, lo que el Sr. Bosch propone es muy digno pero no es Masonería, sino más bien, pseudomasonería. Su propuesta izquierdista-radical-propagandista está muy bien. No tiene que decir que es Masonería para triunfar.

4 comentarios:

Amando Hurtado dijo...

Efectivamente, lo único que pueden promover afirmaciones como las del Sr. Bosch es un mayor distanciamiento entre las dos "masonerías" que, habiendo coexistido durante gran parte de los siglos XIX y XX, no parece viable que lo puedan hacer en el XXI. El mimetismo pseudomasónico de quienes, durante ese largo período, ha querido colocar a la Masonería algunas de las etiquetas ideológicas transitoriamente imperantes, solo pone de relieve su desorientación respecto a lo que es la esencia de la Orden: una Institución cuyo objetivo inmediato es hacer hombres mejores (a aquellos que ya son honrados y de buenas costumbres)a través de una iniciación a la que se accede en fraternidad, a través de determinados sistemas metodológicos simbolistas (Ritos).
El objetivo final es el bien de la Humanidad, como resultado de la acción diaria, fuera de sus templos, de quienes buscan previamente la mejora de sí mismos. Pero esa acción "magistral" se basa en principios humanistas y humanitarios perennes que son patrimonio del Hombre, con independencia de las ideologías políticas o económicas imperantes en cada momento "moderno", que no suelen ser sino versiones variables y transitorias de hipótesis de trabajo social. Es importantísimo no confundir la libre adhesión personal a una de esas versiones con el hallazgo de la Verdad, que es la meta utópica de los iniciados,en cuya búsqueda se ejercita lo mejor de cada ser humano.
Amando Hurtado, de la Gran Logia de Francia.

Amando Hurtado dijo...

Efectivamente, lo único que pueden promover afirmaciones como las del Sr. Bosch es un mayor distanciamiento entre las dos "masonerías" que, habiendo coexistido durante gran parte de los siglos XIX y XX, no parece viable que lo puedan hacer en el XXI. El mimetismo pseudomasónico de quienes, durante ese largo período, ha querido colocar a la Masonería algunas de las etiquetas ideológicas transitoriamente imperantes, solo pone de relieve su desorientación respecto a lo que es la esencia de la Orden: una Institución cuyo objetivo inmediato es hacer hombres mejores (a aquellos que ya son honrados y de buenas costumbres)a través de una iniciación a la que se accede en fraternidad, a través de determinados sistemas metodológicos simbolistas (Ritos).
El objetivo final es el bien de la Humanidad, como resultado de la acción diaria, fuera de sus templos, de quienes buscan previamente la mejora de sí mismos. Pero esa acción "magistral" se basa en principios humanistas y humanitarios perennes que son patrimonio del Hombre, con independencia de las ideologías políticas o económicas imperantes en cada momento "moderno", que no suelen ser sino versiones variables y transitorias de hipótesis de trabajo social. Es importantísimo no confundir la libre adhesión personal a una de esas versiones con el hallazgo de la Verdad, que es la meta utópica de los iniciados,en cuya búsqueda se ejercita lo mejor de cada ser humano.
Amando Hurtado, de la Gran Logia de Francia.

ciudadanodelmundo dijo...

Mire esto:

http://masoneria-mi-experiencia.blogspot.com

J.I.G. 33º dijo...

¿De que Supremo Consejo es Soberano Gran Comendador el Sr(sic) Bosch. Yo soy miembros activo del Supremo Consejo del Grado 33º y Ultimo del R.E.A. y A. para España (fundado en 1811) y desconozco la existencia de dicho miembro en el único Supremo Consejo regular en nuestro país.
Saludos fraternales